¿Qué hago con mis mascotas cuando me voy de vacaciones?

Hoy me ponía a pensar… qué hago con todos mis “niñitos” (así les digo a mis mascotas de cariño) cuando quiera salir de vacaciones, o si quiero hacer un curso en otro lado lejos de casa…

Pero claro!!, tengo a mis papás que los cuidan y los quieren!!…. pero NOOO!!… estará bien que tus papás puedan cuidar de ellos mientras no estás en el día pero cuando es una semana, dos, hasta un mes ya es mucho, ellos trabajan, tienen otras ocupaciones en la casa, otras “preocupaciones”, que si bien deberían ser parte de ellas los animalitos ya que son de toda la familia, al final son más prioridad para uno que los llevó, que los crió, que los apareó, que los rescató, lo que sea que hayamos hecho para llevarlos y tenerlos en nuestra casa, es nuestra responsabilidad y no de nuestros padres, ellos podrán cooperar un poco a veces, cooperarnos económicamente de cierta manera sobretodo con los alimentos cuando aún uno no trabaja, pero más allá no podemos pedirles…

Sucede que ninguna persona los va a cuidar y a dedicarles tanto tiempo como tú realmente lo puedas hacer. Y de eso me di más cuenta ahora (ya sabía de antes pero más lo confirmé ahora…) que venía llegando después de unas “vacaciones” (sí, entre comillas porque fue algo medio forzado y ni tan vacaciones fueron…) a casa (unos 20 días)  y veo que si bien todos están super bien alimentados y así me lo dicen, no es lo único importante, también es importante las limpiezas de casas, que si bien las han hecho porque hay que creerlo, siempre tienes uno de tus padres que cree que limpiar es “saco el aserrín y lo cambio por nuevo y está limpio!”, pero y dónde queda la parte intermedia de …. DESINFECTAR la casa, lavarla, secarla y ahí recién volver a ponerle cama nueva? … algunos se la saltan y es ahí cuando vienen los problemas de insalubridad, pueden atacar los indeseables hongos, como a los cuyes (recordarán la nota anterior de hongos en cuyes y para los que no, les dejo la entrada ACÁ y la segunda parte  ACÁ), crecer gusanos crías de moscas, estrés de algunos expresándose al sacarse el pelo, enojo que demuestran no acercándose a ti como antes de “irte”… pulgas, garrapatas etc etc que empiezan a darse en esta época de calor cuando bañan a tus mascotas y no es precisamente porque no los quieran, sino que es porque tus padres están ocupados trabajando y llegan cansados, o llegan a seguir trabajando en la casa, por ende al final uno se siente culpable también al dejarlos. ¿O tú no?.Es por eso que ahora han ido en crecimiento los “Hoteles de mascotas”, lugares donde se dedican 100% a ellos (al menos eso dicen y no queda otra que creer y confiar), juegan con ellos, los alimentan, los sacan a pasear, en fin, todo lo que ellos requieran. Lo bueno es que así estás “seguro” de que están en buenas manos y tendrán una buena atención y te estarán avisando frente a cualquier situación. Lo malo es que algunos son muy costosos por día, y por otro lado ojos que no ven corazón que no siente, por ende podrían pasar cosas hasta como lo que ocurre en los “hogares de ancianos” y no saber si hubo un problema, un descuido, un mal trato y cuando vayas por él, te reciba con un ánimo diferente al acostumbrado…

Es por ello que hay que averiguar antes de dejar tu mascota sea donde y con quién sea. Inspeccionar el sitio donde lo estás dejando, hablar con el personal o la persona que lo va a cuidar, si la conoces de antemano saber sus mañas, etc etc y lo más importante….

Volver rápido del viaje para estar con tus “niños” nuevamente y cuidarlos como nadie más lo haría.

🙂

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: